Durante la XVI Concentración de vuelo libre de Loja hemos detallado todos los momentos de la X-Pyr 2018 a todas aquellas personas que se han acercado a la nueva caseta del guarda, preparada para este tipo de actividades y cursos.

Hemos estado dos equipos de los tres que participaron por Andalucía en la X-Pyr 2018, los formados por Mario Moreno y Ángel Hormigo, y mi equipo formado por Samuel Aguilera, Macarena Martínez y yo mismo.

Cada uno de los equipos ha mostrado cómo vivió esta gran aventura de cruzar Pirineos desde el Mar Cantábrico en la localidad de Hondarribia, hasta el Mar Mediterráneo en Port de la Selva. Siete días de carrera muy duros desde las seis de la mañana aproximadamente hasta bien pasada la noche, ya que después de la parada obligatoria diaria a las 22:00 tocaba preparar la jornada del día siguiente. Estrategias, meteorología y descarga muscular de la jornada. Durante la charla hemos mostrado imágenes y videos del desarrollo de la prueba además de todos los pasos de las balizas obligatorias de dicha carrera.

Mi equipo, X-Pyr 2018 Team ESP Linde/Aguilera, ha estado durante estos siete días de competición dando el 100%. Comenzamos el primer día posicionándonos muy bien dentro de la carrera con un gran vuelo que nos acercó a la primera de las balizas (Orhi). Un vuelo que no nos esperábamos ninguno de los participantes ya que fuera de lo normal para la zona encontramos muy buenas condiciones para avanzar kilómetros poco a poco.

La segunda jornada comenzó con viento fuerte, incluso cuando llegué a Orhi. Tomamos la decisión de avanzar por tierra y la meteorología cambió cuando ya me encontraba junto a Ignacio Arévalo en el fondo del valle de Isaba. Esto nos retrasó acabando la jornada en el valle de Zuriza.

La tercera jornada se presentaba como el último día antes de que aparecieran las tormentas en el pirineo en las jornadas siguientes. Así pues subimos a los Alanos para despegar y llegar a la tercera baliza, la Midi d'Ossau. Un vuelo por toda la cara sur de los Alanos hasta cruzar al norte, a Candanchú y Formigal, y ver desde los 5 kilómetros que tenía dicho radio, semejante estampa de la baliza. Al volver para tomar de nuevo la cara sur de los Alanos cometí el fallo de salir por Panticosa. El viento fuerte hizo que no pudiese pasar. Al final de la jornada acabamos ceca de Biescas.

Cuarto dia con previsión de tormenta a la tarde. Subimos desde bien temprano para despegar cerca de las una de la tarde. Un vuelo estratégico donde llevábamos la inestabilidad a nuestras espaldas. Es por ello, que en una ocasión tuve que aterrizar en alto y esperar a que dicha inestabilidad se colocase encima mía para seguir con el vuelo y cruzar por aire uno de los pasos complicados al sur de Ordesa. No conseguí encontrar térmica y eso me dejó en el suelo con muy poco tiempo para buscar un despegue en alto, ya que la tormenta me alcanzó a la hora de aterrizar. Así que tocó una tarde muy larga de pateo bajo la lluvia y viento.

Quinto día. Con una previsión muy poco esperanzadora y un tiempo de vuelo muy corto debido a las tormentas que aparecerían con gran rapidez, mi equipo y yo decidimos hacer la baliza del Turbón y desde allí despegar para cruzar el alto pirineo. Pero la lluvia y los desarrollos me pillaron en vuelo y tuve que aterrizar cerca de la sierra de Chía entre lluvia y granizo. Tocó de nuevo avanzar por tierra para buscar un despegue al día siguiente cerca de San Juan de Plan.

El sexto día, con el despegue en el Collado de Saun, tomé la estrategia de tomarme más tiempo en el despegue y esperar así a que las condiciones del día comenzasen a hacer su aparición. A partir de ahí, comenzó una carrera aterrizando en alto y cruzando las crestas para volver a despegar, a veces con el parapente recogido en coliflor. Crucé por el paso de Aragnouet para aterrizar en la estación de esquí de Saint-Lary-Soulan y a partir de ahí una carrera de casi 15 kilómetros por la tarde para llevar cerca del Tourmalet y hacer la baliza de la Midi de Bigorre a 2800 metros de altura.

Séptimo y último día. Viento de sur en el lado norte del pirineo. Un día complicado para ganar kilómetros en un solo vuelo, así que poco a poco y aterrizando en alto, mi equipo y yo fuimos sacando kilómetros siempre mirando hacia adelante sin perder la posición con los que venían por detrás en carrera. Bagnères-de-Luchon fue el punto final de nuestra carrera con las 3 últimas horas corriendo a tope para no perder posición.

Una aventura increíble donde dimos el 100% de nuestras posibilidades.

Os dejo con los resúmenes de las jornadas editados por la organización de carrera, donde aparecen tomas espectaculares de todos los pilotos incluidas las nuestras.

Resumen de la X-Pyr 2018 Teledeporte
Resumen de la X-Pyr 2018 Teledeporte

7 días de carrera cruzando el Pirineo de Oeste a Este

Ver video teledeporte

Resumen X-Pyr 2018 Teledeporte

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Talleres de vuelo libre y parapente a los más pequeños – Loja
Next reading
X-Pyr 2018 y la XVI Concentración de vuelo libre Loja